Entradas con la etiqueta ‘títulos’

Schumi cumple 40

sábado, 3 de enero de 2009

Hoy cumple cuatro décadas de vida y ya puede ver en retrospectiva sus logros más importantes. Algunos creen que nadie supera a Schumi en toda la historia del deporte alemán.

Vio la primera luz en el suburbio de Hürth, en las inmediaciones de Colonia. Su padre era dueño de una pista para pequeños carros deportivos. Así, el niño pronto descubrió uno de sus grandes amores: el deporte motorizado. Su talento resultó evidente. Los primeros éxitos no se hicieron esperar. “Soy Michael Schumacher y soy campeón de mi club”, dijo, en una primera aparición televisiva a los 14 años de edad.


Su esposa Corinna es un gran apoyo.

Títulos a raudales

A partir de entonces, ya nada consiguió pararlo. Fue campeón juvenil, vicecampeón, campeón alemán y campeón europeo. Schumacher era un talento excepcional, dotado de enorme ambición y disciplina. Lo impulsaba una meta definida: “Algún día quiero correr en la Fórmula Uno”.

Trabajó duro y avanzó rápido. Compitió en los circuitos König, Ford, Fórmula 3 y luego obtuvo la oportunidad en la realeza del deporte motorizado: la Fórmula Uno.

Schumacher contaba con 22 años cuando debutó en la escuadra de Eddie Jordan. En la fase de clasificación obtuvo el séptimo sitio. Condujo como un viejo lobo, lo cual no le representó ninguna sorpresa: “Nací para correr autos”, decía ya entonces.


De vez en cuando, Schumi patea el balón en partidos con fines benéficos.

Schumi, como comienzan a decirle sus seguidores, se cambió al equipo Benetton. En 1994 llegó a la cima: por primera vez se coronó campeón del mundo en Fórmula Uno. En 1995 repitió la hazaña y firmó para la escuadra Ferrari.

Aquí es donde acabó de escribir historia. A partir de 200, el piloto repitió cinco veces en la conquista del máximo título. La Fórmula Uno es su gran amor, claro, junto con su esposa. “Detrás de un deportista exitoso siempre hay una mujer que te hace más fuerte y que, cuando es necesario, te da una patada en el trasero. Eso es algo que Corinna sabe hacer muy bien”, afirmó en referencia a su cónyuge.


Schumacher ganó bajo todo tipo de condiciones.

“El mejor se retira”

En total, Michael Schumacher ganó siete títulos mundiales. Llegó primero en más de 90 carreras, ocupó la pole position en casi 70 competencias y logró la vuelta más rápida en más de 70 ocasiones.

Además, acumuló el mayor número de puntos en campeonatos mundiales, pisó más frecuentemente el podio de ganadores y corrió más vueltas y kilómetros que mingún otro piloto en la historia.

En 2006, Schumacher tomó una decisión: era suficiente. Luego de más de 20 años en el deporte motorizado, quería terminar su carrera. “Tarde o temprano llega el momento de poner fin a las cosas, y ese momento será cuando termine la temporada”, anunció entonces. La Fórmula Uno recibió la noticia con conmoción.


Schumacher se retiró siendo un triunfador.

El ex piloto Niki Lauda consideró que el retiro de Schumi “fue un shock para el circuito. Una decisión inigualable que es digna de todo respeto. El mejor se retiró en el mejor momento”.

Los fanáticos se preguntaban qué pasaría ahora. ¿Una Fórmula Uno sin Schumacher? La última carrera del piloto se produjo el 22 de octubre de 2006 en Sao Paulo.

Descarta regreso

Con frecuencia se ha especulado acerca de un posible regreso de Schumacher a las pistas. Eso no ocurrirá. “Me sorprende la manera como me he desprendido de todo ese mundo. Luego de 16 años de trabajo intenso, lo que quiero es divertirme y no siento nostalgia por los motores”, dice. Por lo pronto, tiene motivos suficientes para festejar en su cumpleaños 40.

Rossi & Schumacher: Cambio de papeles

domingo, 26 de octubre de 2008

Rossi y Schumacher intercambiarán sus papeles, uno probará un Ferrari, el otro se subirá a una Ducati

G.G.C. 26/10/2008
Son, seguramente, los dos más grandes campeones de la historia del motorsport, Valentino Rossi es ocho veces campeón del mundo; Michael Schumacher siete veces campeón mundial de F1, están a un nivel superior y, como superestrellas pueden hacer, practicamente, lo que les dé la gana, como decidir probar el italiano un Ferrari de F1 y el alemán una Ducati GP9, la moto con que la marca italiana disputará, el próximo año, el mundial de MotoGP.

No será al mismo tiempo ni en el mismo circuito, pero el hecho, practicamente, coincide en el tiempo. Mañana lunes, en el circuito de Cheste, Schumacher podrá rodar con la Ducati del próximo año. Coincidirá en pista con otros pilotos y podrá probarse un poco a sí mismo. La moto es la GP9, la misma con que rodarán Casey Stoner, Nicky Hayden, el nuevo y flamante fichaje de la casa de Borgo Panigale y Sete Gibernau, que tras dos años retirado, los mismos que ‘Schumi’, vuelve a la competición para correr con una de esas máquinas en el equipo de Francisco Hernando, ‘El Pocero’.

Schumacher, que probó recientemente la Honda de Carlos Checa del mundial de Superbikes y que ha corrido carreras de esa categoría en el campeonato alemán (incluída alguna caída), podrá ahora montarse en una Ducati de carreras, como ya hizo el pasado año, aquí mismo, con una GP8, rodando unas vueltas junto a su buen amigo Randy Mamola, que le iba enseñando la trazada. De momento parece descartada la posibilidad de que, algún día, el supercampeón alemán se inscriba para disputar el Mundial de MotoGP.

Sería, sin duda, un sueño para los promotores del certamen, ya que la llegada de un hombre como ‘Schumi’ revitalizaría el campeonato de forma increíble. Exactamente igual que si Valentino Rossi aterrizara en el circo de la Fórmula 1, el gran sueño de Bernie Ecclestone, que sabe perfectamente que sus ‘pilotos robot’ son cada vez menos mediáticos y que el aburrimiento impera en las carpas del campeonato.

Pero la oportunidad para Valentino, de 29 años, ha pasado ya de largo. “Tuve mi posibilidad de ir a la Fórmula 1 a finales de 2006 y en 2007 con Ferrari, quizás hacer un año como probador y comprobar cuál era mi potencial”, explicaba ayer el italiano. “Hubiera sido un sueño, pero mi manera de vivir, mi estilo de entender el deporte, hubiera empeorado… Creo que ya no iré nunca a la Fórmula 1, ya soy demasiado viejo”, bromeaba el siete veces campeón del mundo.

Valentino probará el Ferrari F2008 a mediados del próximo mes de noviembre, seguramente en Mugello, lo hará después de participar en el Rally de Monza, donde también tomará parte Jorge Lorenzo, ambos con un Fiat, la marca que sponsoriza al equipo Yamaha. Rossi tiene previsto también disputar la última prueba del mundial de rallies, el RAC-Rally de Inglaterra, a los mandos de un Subaru WRC, como ya hizo el pasado año, demostrando que es un deportista tan genial como completo.

Proyecto Michael Schumacher: siete rascacielos para siete títulos

martes, 14 de octubre de 2008

Proyecto Michael Schumacher: siete rascacielos para siete títulos

Una de las ventajas de ser heptacampeón del mundo es que te llueven los homenajes. Este es el caso de la leyenda viva de la Fórmula Uno Michael Schumacher. Gracias a una iniciativa respaldada por miles de millones, se decidió erigir siete rascacielos por todo el planeta, uno por cada título mundial que logró a lo largo de su carrera el alemán. Y la semana pasada, en Dubai (Emiratos Árabes Unidos), fue presentada en sociedad la primera Michael Schumacher World Champion Tower (MSWCT). Se comenzará a construir en los próximos meses y se estima que estará acabada en 2011.

Este edificio derrochará lujo en cada una de sus 59 plantas. La torre tipo muelle emergerá del mar. Los encargados de desarrollarla (Marasi y PNYG:COMPANY) han intentado que la torre se convierta en “una huella arquitectónica inspirativa, personificando la misma fusión de alta tecnología y tenacidad humana que han llevado a Michael Schumacher a conseguir sus logros deportivos”.

Ha sido diseñada por Chris Bosse y Tobias Walliser, reconocidos por su revolucionaria aproximación orgánica al diseño. Su imagen es dinámica y futurista, con elementos que recuerdan a la aerodinámica de los bólidos de Fórmula Uno. Servirá para albergar viviendas de lujo, y sus habitantes tendrán espacio para aparcar el yate.

En reconocimiento a la responsabilidad de todo el mundo dentro del entorno, el impacto ecológico de la torre será limitado. Con el fin de conseguir la menor huella de carbono posible, Marasi dispondrá de los métodos más conscientes y avanzados disponibles hasta la fecha.

Aunque el acto de presentación tuvo lugar en Dubai, esta primera torre Michael Schumacher estará en la capital, Abu Dhabi, que se encuentra en el emirato vecino, del mismo nombre. Dentro del Distrito Empresarial Central de Reem Island. Precisamente, el mismo día que se dio a conocer el proyecto, la FIA introducía oficialmente en el calendario de la Fórmula Uno el nuevo Gran Premio de Abu Dhabi que cerrará el Mundial de 2009, pasando Asia a tener seis de las dieciocho pruebas (ver noticia).

En ese país, donde sobran los ‘petrodólares’, aún no hay un circuito definitivo para albergar esa carrera. Estaba pensado que se haría en la isla artificial Yas Island, donde, en un futuro, se espera crear el museo Ferrari. Pero, tras ver el gran espectáculo ofrecido por la primera carrera nocturna de la historia de este deporte (en Singapur, días antes), los jeques que organizan este Gran Premio propusieron a la FIA celebrar una carrera urbana tras la puesta del sol. La FIA no se decidió aún ni a favor ni en contra. En otros lugares sería impensable este cambio de planes a un año de la carrera, pero los ‘petrodólares’ pueden con todo.

Michael Schumacher con su F2004, en el circuito de Nϋrburgring

domingo, 5 de octubre de 2008

Michael Schumacher participó hoy en el circuito de Nϋrburgring en la reunión de Ferrari Racing, formando parte del exclusivo programa FXX. Al final de las diversas carreras que han formado parte del evento el conductor alemán estuvo en la pista con su F2004 en el período de sesiones, dedicado a la F1 Clienti, y, finalmente, con el último modelo con la Scuderia, el California, un coche en el que el alemán colaboró desde las primeras etapas. La división europea de la Ferrari Desafío Pirelli Trophy, los coches F1 Clienti y el FXX estarán de regreso en el fin de semana del 7 de octubre en el circuito de Mugello para el Ferrari World Finals 2008, un tradicional evento en el final de la temporada del automovilismo donde coincidirán las carreras decisivas de la italiana y la norteamericana Ferrari Challenge Pirelli Trophy y el Shell Ferrari Historic Challenge y la Scuderia Ferrari Marlboro se junta con sus seguidores, el F430 GT será presentado a los aficionados.

Fuente: Ferrari
Foto: ©Ferrari

Schumacher finalmente no probará en Monza

miércoles, 20 de agosto de 2008

Ferrari tendrá que prescindir de sus consejos
Al contrario de las informaciones que surgieron a principios de mes, ahora parece menos probable que Michael Schumacher vuelva a subirse al monoplaza F2008 de Ferrari en las próximas pruebas de Monza. En la prensa alemana se rumoreaba que el siete veces campeón del mundo retirado iría a Monza con la intención de buscar un arreglo a los problemas de fiabilidad y rendimiento que está sufriendo el equipo italiano en las últimas semanas.

Pero la portavoz de Schumacher Sabine Kehm no quiso confirmar las noticias, y ahora el diario suizo Blick informa que el alemán definitivamente no estará presente en las pruebas que se harán en el rápido circuito italiano la semana que viene.

Schumacher: “Aún pienso en esto como un hobbie”

lunes, 11 de agosto de 2008

El heptacampeón mundial de F-1 terminó decimoquinto en su última carrera del fin de semana en Oschersleben, y descarta embarcarse en retos mayores: “Ganar títulos en moto se lo dejo a otros pilotos”

Terriblemente cansado tras darse un nuevo palizón encima de la moto, pero orgulloso con su rendimiento, Michael Schumacher cerró ayer el que con toda seguridad ha sido su fin de semana más atareado de los dos últimos años.

El alemán completó su participación en las 8 Horas de Oschersleben, prueba valedera para el Mundial de resistencia, con la disputa de la primera manga del campeonato alemán de Superbikes (IDM), en donde terminó en una más que honrosa decimoquinta plaza. Pudo haber corrido la segunda, pero el mal tiempo le hizo desistir para evitar una caída, su talón de Aquiles desde que emprendió esta nueva aventura sobre dos ruedas: “Ha sido, una vez más, una gran experiencia para mí. Me divierto mucho haciendo esto, aunque en esta ocasión el tiempo no ha sido el idóneo. He preferido no salir a la segunda manga, porque en la primera me he llevado algún susto con el ‘aquaplanning’, y prefiero quedarme con las sensaciones positivas. ¡Un decimoquinto puesto es mi mejor resultado en este campeonato!”.

Schumacher lamentó la mala suerte que acompañó a su equipo durante la prueba del Mundial, lo que les impidió repetir las buenas sensaciones mostradas en calificación, en donde quedaron en novena posición. Problemas mecánicos les llevaron, primero al fondo de la clasificación y después al abandono de la prueba. Pero como en el caso anterior, el Kaiser prefiere quedarse sólo con lo bueno: “Cuando estuvimos en pista no nos fue tan mal. Para mí fue un buen entrenamiento, y la experiencia de correr de noche resultó muy interesante”.

Lo cierto es que en apenas dos meses el heptacampeón del mundo de Fórmula 1 ha rebajado considerablemente sus tiempos al manillar de la Honda CBR 1000RR con la que compite. Pese a que se le sigue escapando la zona de puntos, Schumi ya es competitivo en su país, por lo que muchos sueñan con verle también en otras competiciones internacionales. Frente a toda esta euforia, el piloto alemán aún considera su nueva ocupación como un hobbie: “Me hace gracia cuando leo o escucho que mi intención ahora es ganar el título del Mundial de resistencia. Eso voy a dejarlo para otros pilotos, y mientras tanto me seguiré tomando esto como una bonita afición”.

El interés de Schumacher por el motociclismo se debe, en gran medida, al empeño que ha puesto la escudería Holzhauer Racing en contar con él. Su apoyo y sus consejos, especialmente los de su compañero Martin Bauer, han sido básicos para que el alemán se divierta encima de la moto. “En parte, disfruto tanto porque he encontrado un gran ambiente en el equipo. Martin es un extraordinario piloto que me ha ayudado mucho en mi adaptación. Sólo puedo darle las gracias”, explicó el Kaiser.

La próxima cita del IDM, la última de la temporada, será el próximo 7 de septiembre en Hockenheim. Si sus compromisos se lo permiten, Michael volverá allí con la firme intención de lograr sus primeros puntos sobre una moto.

Schumi mantiene ‘continuo contacto’ con Ferrari

sábado, 16 de diciembre de 2006

Luca Badoer, piloto de pruebas de Ferrari, ha revelado que el ex piloto de Fórmula Uno Michael Schumacher sigue en constante contacto con el equipo de Maranello
Aunque el siete veces campeón de F1 sigue de vacaciones, antes de regresar a las filas de Ferrari para comenzar su nuevo cargo como asesor, parece que le está constando bastante estar alejado del mundillo del automovilismo.

En declaraciones al periódico ‘La Gazzetta dello Sport’, Badoer explicó que está “en continuo contacto con Schumi. Sabe lo que estamos haciendo porque en su ordenador recibe inmediatamente la información que hemos obtenido durante los entrenamientos”.

“Schumi puede ver la telemtría cuando quiere”, continuó el italiano. “Así que desde ese punto de vista, no han cambiado muchas cosas. Deberíamos decir que no está involucrado directamente porque oficialmente aùn sigue descansando”.

El ‘Kaiser’, un arquitecto de siete coronas

martes, 24 de octubre de 2006

El arquitecto de la nueva Fórmula Uno nació en 1969 en un pueblo alemán cuyo nombre, en contra de lo que puede parecer, sí es de fácil pronunciación: Kerpen, a 60 kilómetros de Colonia. Se trata de una pequeña localidad de no más de 60.000 habitantes en cuya página web se anuncia la fiesta que despedirá al que colocó el pueblo en el mapa. Es un homenaje de gran mérito, que significa que la localidad ha olvidado ya que un pequeño Schumacher de cuatro años destrozó una farola con su primer kart.

Corría 1973 y pese al incidente, su padre Rolf insistió en que su hijo amara el volante. Era casi una obsesión personal, ya que su progenitor trabajaba como mecánico en el circuito de karts del pueblo. Quedaban años aún para que comenzara despuntar pero ya, a tan corta edad, en el ser de Michael Schumacher estaba naciendo el método, la disciplina, la incipiente profesionalidad. El espíritu ambicioso de ser más y mejor, de ser el primero y de trabajar sin pausa hasta lograrlo. El primer resultado fue el subcampeonato Mundial júnior de karting, con 16 años.

Sin que la familia fuera especialmente boyante en el terreno económico, tuvo que ser el piloto el que con su talento se abriera las puertas de competiciones más serias y en casi cualquier especialidad, karting, turismos o monoplazas, siempre modelando a base de triunfos el carácter, coleccionando trofeos y ensayando poses para futuros podios. Pero entre estas categorías, para su carrera y casi más, para su vida, especialmente trascendental fue el paso previo a la F1, la Fórmula 3000 germana. Primero, porque también la ganó; segundo, porque en esa etapa conoció a Willi Weber -el que sería su representante hasta el día de hoy- y a otro piloto, Heinz-Harald Frentzen.

La relación con Frentzen también marca la vida del heptacampeón. Al principio porque ambos formaban un dúo de amigos que alcanzaron casi de la mano el sueño de la F1. Pero la bondad se tornó en enemistad cuando Michael le ‘birló’ la novia, Corinna. Con esta mujer contrajo matrimonio años después, con ella vive y con ella ha tenido ya dos hijos, Gina-Maria y Mick.

La familia ha sido uno de los grandes pilares del ‘Kaiser’ del ‘Gran Circo’. Se pierde la cuenta de los éxitos alcanzados por el piloto, empezando por el hecho de que posee más campeonatos del mundo que nadie. Sin embargo, y aunque su cohorte de aficionados es amplia, el gran lunar que le persigue es el del carisma. En un mundo tan elitista, él siempre ha optado por no figurar porque sí, por no llamar la atención más que por triunfar y por no dejarse ver más que en el podio. Su estilo frío, su calculada y minuciosa manera de afrontar cada carrera han pesado más que los éxitos. Y por eso, su gran y tal vez única derrota es que al relevo de gloria que recogió de las manos de Senna le faltara ese punto de magia. Las polémicas en las que se ha visto inmerso tampoco le han creado el halo de simpatía que tuvo el extinto piloto brasileño y aunque su manager ha tratado de pulir su imagen, ni siquiera sus numerosos actos benéficos le han ayudado en ese sentido.

Lo del testigo de campeón por parte de Senna fue literal. Aquel día en el que la Fórmula Uno cambió, Michael Schumacher perseguía al que era campeón en esos momentos. Sin él, comenzaba la tiranía germana. Era 1994 y cumplía su tercera temporada en la máxima competición. Se dice que el alemán siempre tuvo suerte y su comienzo en la máxima competición no careció de cierta estrella. Entró en 1991, en Spa, como sustituto del belga Bertrand Gachot, que no pudo correr por un arresto tras un altercado con un taxista.

La primera experiencia fue desastrosa. No lo hizo mal durante el fin de semana en las prácticas, pero en la carrera, su Jordan se quedó clavado en la salida. Briatore, vestido ya de cazatalentos, no dejó pasar lo visto en jornadas anteriores y echó el resto por el joven y desconocido alemán, que semanas después ya defendía los colores de Benetton. Al año siguiente, en 1992, consiguió su primera victoria en el escenario en el que debutó. Dos temporadas después, en el mencionado 94 y al siguiente, conquistaría sus dos primeros títulos

Pero el reto llegaba en 1996, con su fichaje por Ferrari. La prestigiosa escudería italiana iba camino de cumplir 20 años sin ganar ningún título y la solución tenía apellido alemán. Era el instante en el que aquella semilla de minuciosidad que se sembró cuando tenía cuatro años floreció para que ‘Schumi’ se erigiera en el arquitecto del resurgimiento de los bólidos rojos. Aún quedaban cuatro años hasta el título en 2000, pero hasta ese momento y más aún, hasta el final de su carrera, su voz tuvo autoridad casi infinita para moldear el equipo hasta hacerlo ganador. Preparación física envidiable, trabajo extenuante, exigencia máxima, paciencia y un compañero al lado para hacerle el trabajo sucio. Mentalidad alemana aplicada. El resultado, no podía ser otro, fue la conquista de cinco campeonatos del mundo más o, lo que es lo mismo, auparse al lugar más elevado del olimpo de la Fórmula Uno con siete coronas.

Tras su marcha, después de 16 años, la competición tendrá un sentimiento cercano a la orfandad. Será raro no ver al germano con la mirada fija en el monitor de tiempos, saltando en el podio tras una victoria o revisando el coche de los rivales cuando han sido más rápidos que él. Decía otro personaje que le espera en el club de los ex-pilotos, el austriaco Gerhard Berger, que para Schumacher sólo hay dos cosas interesantes: el trabajo y la familia. A partir de ya, será un hombre de casa, desde donde verá por televisión a 22 locos a más de 300 kilómetros por hora tratando de ser algún día como él: sencillamente, el mejor de la historia.

SE RETIRA EL CAMPEON CON MAS TITULOS

lunes, 23 de octubre de 2006

Schumacher, el retiro del campeón con más títulos
El alemán deja la Fórmula Uno con esta, su última carrera, que se disputó en Brasil. Hizo una gran competencia y ratificó su grandeza. Un repaso por su carrera, repleta de buenos momentos y duras críticas. Participe de la encuesta

El alemán Michael Schumacher, el hombre que ha cambiado la Fórmula Uno con su forma de pensar y actuar, “el fin justifica los medios”, ha disputado esta tarde en Brasil posiblemente su último Gran Premio, dejando tras de si quince años en los que ha conseguido casi todas las marcas posibles, sobre todo la de sus siete mundiales, los cinco últimos consecutivos.

Schumacher no pudo despedirse como hubiera querido, en lo más alto del podio y con un nuevo título mundial, pero lo hizo a lo grande, con una remontada espectacular desde el vigésimo al cuarto puesto tras un pinchazo en la octava vuelta de las 71 de que constaba la carrera y consiguiendo la vuelta rápida en su penúltimo giro.

El alemán llegó a la Fórmula Uno a finales de agosto de 1991, en el Gran Premio de Bélgica, el circuito más exigente y el que más gusta a los pilotos.

El irlandés Eddie Jordan fue quien le dio la oportunidad de debutar al volante de uno de sus coches. Logró el séptimo puesto en la formación de salida entre los 26 participantes y no completó la primera vuelta por un problema en el embrague.

El talento de Michael Schumacher, que ya había demostrado al volante de los prototipos Mercedes que hacía correr el suizo Peter Sauber, no pasó inadvertido y Flavio Briatore, director de la escudería Benetton, no dudó en ningún momento arrebatar el piloto a Jordan y poner en la calle al brasileño Roberto Moreno, que había sido cuarto en Bélgica, en la calle, por “no estar bien de la cabeza”.

La salida de Roberto Moreno de Benetton, provocó una reacción furibunda de su compatriota Ayrton Senna en el Gran Premio de Italia y en una conferencia de prensa arremetió duramente contra Briatore, Schumacher y el nulo valor que tenían los contratos en la Fórmula Uno.

Un año tardaría Schumacher en lograr su primera victoria, en Bélgica en 1992, vencería en Portugal al año siguiente y no fue hasta 1994 cuando estaría en condiciones de luchar por el campeonato del mundo, sobre todo una vez que el brasileño Ayrton Senna falleciera en el Gran Premio de San Marino, tercera prueba del mundial que ganó el alemán.

La temporada 1994 fue una lucha entre Schumacher y el compañero de Senna, el británico Damon Hill, una vez que la escudería Williams se sobrepuso al terrible golpe que supuso la muerte del brasileño y las consecuencias judiciales que acarreó.

Quién era y quién iba a ser Michael Schumacher se vio en la última prueba del campeonato, en Australia, donde se jugaba el mundial con Hill. Se salió de la pista cuando era líder, rompió la suspensión de su Benetton, regresó a la pista como pudo y cuando el británico estaba a su altura para adelantarle, lo golpeó y ambos quedaron eliminados, pero ganó el mundial por un punto de ventaja. Schumacher arrasó al año siguiente y cerró su ciclo con Benetton.

Era el mejor piloto del momento y fichó por una escudería Ferrari en horas bajas a la que se llevó buena parte de los ingenieros que habían trabajado con él en Benetton como Ross Brawn y el diseñador Rory Byrne.

El francés Jean Todt se hizo cargo de la dirección deportiva y el objetivo era el de conseguir el título mundial de pilotos que no conseguían desde 1989 con el surafricano Jody Scheckter.

En Barcelona, bajo un diluvio, lograba su primera victoria para Ferrari, pero en ese primer año nada pudo hacer frente a los Williams-Renault de Damon Hill, que ganaba el título que le arrebató en 1994, y el canadiense Jacques Villeneuve.

Si en Australia logró su primer título de un certero golpe, no le ocurrió lo mismo en 1997 en el Gran Premio de Europa disputado en el circuito español de Jerez de la Frontera donde repitió la jugada con Jacques Villeneuve, que tuvo mas suerte que Damon Hill y logró terminar la prueba, mientras Schumacher terminaba fuera de la pista. Aquella acción le valió ser excluido del mundial de ese año.

El Consejo Mundial de la Federación Internacional del Automóvil consideró que la acción fue “instintiva y no premeditada” y gracias a eso no le sancionaron para el de 1998.

La época de mayor esplendor de Michael Schumacher y Ferrari llegaría en el año 2000, cuando el alemán lograba su tercer título y daba comienzo a una dictadura que nunca antes había conocido la Fórmula Uno.

Primero igualó los cinco campeonatos mundiales del argentino Juan Manuel Fangio y luego cerró el ciclo con cinco consecutivos conseguidos al final de la temporada 2004. Sin embargo, a pesar de éste periodo de dominio absoluto, la carrera de Michael Schumacher iba a seguir sumida en la controversia.

En Ferrari nunca ha admitido un compañero que no se doblegara a sus intereses, el británico Eddie Irvine y los brasileños Rubens Barrichello y Felipe Massa, son buenos ejemplos de ello y a pesar de su superioridad no iba a dudar en humillarlos con tal de lograr mas victorias y mas campeonatos.

En el Gran Premio de Austria de 2002 Rubens Barrichello se tenía que parar a pocos metros de la línea de meta para dejar que ganara Michael Schumacher, el público montó tal escándalo que la ceremonia del podio fue la ceremonia de la confusión.

Schumacher pidió a Barrichello que subiera a lo mas alto y que recibiera su trofeo entre los abucheos y silbidos del público.

La Federación Internacional sancionó a los pilotos y entonces prohibió las órdenes de equipo, que habían existido desde la creación del campeonato en 1950, pero que nunca se habían ejecutado de una manera tan descarada e innecesaria.

Dormido en los laureles Ferrari no pudo dar un coche competitivo a Michael Schumacher el pasado año y Fernando Alonso terminó con la dictadura del alemán.

Esta temporada que acaba de finalizar Michael Schumacher ha vuelto a disponer de un coche competitivo y ha luchado por recuperar su hegemonía y demostrar que, a pesar de los títulos y las victorias, el fin justifica los medios y así en Montecarlo detenía el coche en mitad de la curva de La Rascasse, para evitar que Fernando Alonso le arrebatara el primer puesto de la formación de salida.

Se retira Michael Schumacher, el más laureado y el mas sancionado en la historia de la Fórmula Uno, y los que han sido sus rivales, actuales y pasados, nunca han apreciado las formas del alemán y piensan que con su marcha ganará el deporte.

Sin embargo es difícil imaginarse al alemán fuera de las pistas, forzado por su escudería a retirarse, quizá Michael Schumacher se tome la próxima temporada de descanso y vuelva en 2008, porque hasta hoy ha demostrado que no solo ha sido el mejor piloto en el pasado, sino también en el presente junto a Fernando Alonso.

Sus records
El alemán Michael Schumacher, que ha disputado su último Gran Premio en Brasil, en el que ha finalizado en cuarta posición, se retira con casi todos los récords de la historia de la Fórmula Uno, comenzando con el más preciado, sus siete títulos de campeón del mundo.

Tan sólo el de participaciones en Grandes Premios que todavía quedará en posesión del italiano Riccardo Patrese, con 256 carreras disputadas, al menos que el alemán regrese a las pistas tras un año sabático, el resto quedarán en posesión de Michael Schumacher, tras sus quince años en la Fórmula Uno

Campeonatos del Mundo de Fórmula Uno: Michael Schumacher (GER) 7 Juan Manuel Fangio (ARG) 5 Alain Prost (FRA) 4.

Victorias: Michael Schumacher (GER) 91 Alain Prost (FRA) 51 Ayrton Senna (BRA) 41.

Primer puesto formación de salida: Michael Schumacher (GER) 68 Ayrton Senna (BRA) 65 Jim Clark (GBR) 33.

Primera fila de salida: Michael Schumacher (GER) 115 Ayrton Senna (BRA) 87 Alain Prost (FRA) 86.

Vueltas rápidas en carrera: Michael Schumacher (GER) 76 Alain Prost (FRA) 41 Nigel Mansell 30.

Puntos conseguidos: Michael Schumacher (GER) 1.369 Alain Prost (FRA) 798,5 Ayrton Senna (BRA) 614.

Grandes Premios disputados: Riccardo Patrese (ITA) 256 Michael Schumacher (GER) 250 Rubens Barrichello 232.

Podios: Michael Schumacher (GER) 154 Alain Prost (FRA) 106 Ayrton Senna (BRA) 80.

Kilómetros recorridos: Michael Schumacher (GER) 66.164 Rubens Barrichello (BRA) 55.596 Riccardo Patrese (ITA) 52.129.

G. P. liderados: Michael Schumacher (GER) 141 Ayrton Senna (BRA) 86 Alain Prost (FRA) 84.

Vueltas en cabeza: Michael Schumacher (GER) 5.108 Ayrton Senna (BRA) 2.987 Alain Prost (FRA) 2.684 – Kilómetros en cabeza: Michael Schumacher (GER) 24.147 Ayrton Senna (BRA) 13.676 Alain Prost (FRA) 12.481.


     


     
   
     
 
Michael Schumacher Official WebSite
 
Mercedes AMG Petronas